Soo-cializando

•10 marzo 2009 • 3 comentarios

Perdonen el juego de palabras. Soo-lamente pretendía ser gracioso.

Socializarse en un servidor PvP puede ser durillo. Pero esto si que es hacer amigos.

Chami rayitos FTW

Si, Lobitos también puede curar

•10 febrero 2009 • 5 comentarios

“Si, Señor Juez, lo reconozco. He curado.”

Como alguna vez he mecionado, Lobitos está en una hermandad pequeña. Y a veces, los compañeros healers se van de vacaciones, se ponen malos, les deja la novia, trabajan hasta tarde, etc. Malditos ellos que tiene cosas que hacer en Real Life y yo no.

En esas vicisitudes, como servidor de ustedes es muy colaborativo y solidario, siempre se ofrece para desempolvar el  equipo de healer de Lobitos sin joyas ni encantamientos, obtenido a base de recoger lo que nadie de la raid quiere. Lobitos se despide por una horas de sus dos grandes amigos lobunos y se adentra en la rama de cureta. A diferencia de otros compañeros de hermandad que ya son padrinos de algunos hijos del NPC que cambia talentos, a Lobitos el remapeo no le sale caro.

En la barra de Lobitos comienzan a aparecer botones nuevos: el escudo de tierra, que resulta que se le puede echar a los demás (¡qué novedad para Lobitos! El de agua y relámpagos son sólo para él), una habilidad para hacer instantáneo cualquier hechizo, una versión hipervitaminada del tótem de maná y un hechizo para asegurar críticos de curación.

Bien. Todo colocado en las barras. Lobitos no tiene demasiada idea de como combinar todas esas cosas, pero confía en su capacidad autodidacta. Mal hecho.

Con las excursiones y mazmorreos varios que lleva Lobitos en las espaldas, su equipo de healer “yo no lo quiero, que se lo quede Lobitos por si alguna vez se remapea” es bastante decente. Todo épicos 80 menos dos o tres piezas azulitas. Lo que da vergüenza ajena es lo trabajado que está ese equipo. Ningún encantamiento y la mitad de los huecos de gemas vacíos. Comparado con el equipillo que se ha ido haciendo de melee, asquito.

Entre dos o tres de los compañeros, unas piedritas por alli unos encantamientos baratos por allá y Lobitos disfrazado de Vykrul. Al menos ahora el equipo de piezas sueltas de su padre y de su madre combina un poco, no como en Terrallende, que acababas disfrazado de payaso. Sniff. Lobitos se ve mucho más atractivo en Tier 7 con las armas de thrash y Kel’Thuzad en cada mano.

Una vez en la instancia, el healer con más antigüedad da órdenes claras a Lobitos: Sanación en cadena a la raid. Bien, bien. Eso se lo conoce bien Lobitos. Lo ha usado antes. Y oye, no está mal. Mantiene decentemente vivos a los DPS. Las dos primeras alas de Naxx caen bien. El papel más destacado que tiene Lobitos en las dos primeras alas es curar a los “enhuevados” de Maexxna.

Pero no toda iba a ser del color de rosa. Los cuatro jinetes fueron un suplicio. En el primer intento, Lobitos debía quedarse con uno de los tanques, y el tanque se le fue al carajo en cero coma. Un meteorito puñetero, 4 debuffs y el tanque al suelo. En el segundo intento, aún peor. Tanque a probar el frío asfalto, esta vez sin meteorito ni efectos especiales de ningún tipo. Viendo que a lo mejor un tanke para él sólo era un poco mucho para Lobitos y su desvirgamiento curatorio en Raid, Lobitos fue “redirigido” a tanquearse a uno de los jinetes del fondo. Menos mal. Modo cúrate a tí mismo y ya está.

Tres alas de Naxx se completaron esa noche. Dos wipes por culpa de Lobitos. La visita al NPC para recuperar sus Lobos esa misma noche era obligada.

Definitivamente, curar no es la mayor pasión de Lobitos. Menos mal que el compañero druida en forma de almendro en flor vuelve esta noche.

Cambios en el Chamán para el 3.1

•5 febrero 2009 • 1 comentario

Leo en TodoWoW:

  • Cadena de relámpagos (Chain Lightning) – ahora brinca a 4 objetivos pero hace menos daño. Queremos distinguir más claramente a Descarga de relámpago (Lightning Bolt) de Cadena de relámpagos.
  • Tormenta, Tierra y Fuego (Storm, Earth and Fire) – ahora este talento aumenta todo el daño hecho por Choque de llamas (Flame Shock), no solo el daño periódico.
  • Armas de espíritu (Spirit Weapons) – ahora reduce todo la amenaza (threat), no sólo la de combate cuerpo a cuerpo.
  • Ira desatada (Unleashed Rage) – reducido a 2 rangos. Ahora también aumenta la probabilidad en 1/2% de causar golpes críticos con ataques de cuerpo a cuerpo.
  • Eficiencia de totems – Los tótems Fuente de maná (Mana Spring) y Corriente de sanación (Healing Stream) han sido combinados, así como los de Limpieza de Enfermedades (Disease Cleansing) y el Tótem contraveneno (Poison Cleansing).
  • También estamos trabajando en darle a la rama Mejora (Enhancement) y Elemental más utilidad en JcJ.

Bien, bien, bien.

*Lobitos se acaricia la barbilla con aire pensativo*

Cadena de relámpagos, tótems de fuego de áreas mejorados… parece que por fin quieren que los chamanes tengan algunos hechizos de área medianamente viables. Incluso el mejora.

El segundo cambio a Lobitos ni le va ni le viene. Cosas de chamanes de esos que tiran rayos a dolor y despeñan gente por los barrancos. Por eso, mejor no lo comento. No estoy capacitado, y Lobitos tampoco.

Armas de espíritu ahora también reduce el threath de Lobitos cuando lanza Choces(TM). Contentostoy, oyes.

Ira desatada dá más cosas y no quita ninguna. Muchos más de esos cambios, por favor.

Más tótems combinados = Menos tótems en las barras. La interfaz de Lobitos agradecerá infinito dicho cambio. Ahora habrá huecos en las botoneras para poner más macros del estilo:

  • Target al Time-Lost ProtoMeCawenTusMuetosRepopeaDeUnaPutaVezDragon.
  • Lanzar la musiquilla de los L80ETC.
  • Spit al enemigo, moon al enemigo, hug al enemigo, dance sobre el cadaver del enemigo.
  • Spameos varios.

Lo que a Lobitos le da más miedo que un nublao es la frase: “También estamos trabajando en darle a la rama Mejora (Enhancement) y Elemental más utilidad en JcJ.” Es decir, que entienden que AHORA MISMO un chamán mejora tiene alguna utilidad en JcJ. Si, la de servir de focus, añado.

Elder Lobitos

•26 enero 2009 • 5 comentarios

Gran paliza este fin de semana se ha dado Lobitos para conseguir todos los logros asociados al Festival Lunar, pero ha conseguido el título de “Elder” en unas 24 horas.

Comenzó con los logros de los petardos y cohetes. Fáciles, rápidos y para toda la familia. Dalaran es perfecta para este menester.

Una vez petardeado, comenzaba la parte “dura”. El pateo infernal. Pero infernal, infernal. A diferencia de las chuches de Halloween (único pateo logrístico comparable), los buenos señores estos se encuentran desperdigados por donde Elune perdió la boina. Ciudades de la facción contraria y mazmorras de nivel bajo incluidas. Con paciencia, un paladín con aura de cruzado y bastantes horas, recorres los dos viejos continentes, sus ciudades y sus mazmorras.

Como no es oro todo lo que reluce, esta colección de logros tiene sus pros y sus contras:

PrOs

  • 75 de reputación con todas las facciones de tu bando (Horda o Alianza) por cada uno de los fantasmicas que visitas. Casi 6000 puntos si los haces todos, pero todos. Más cerquita de hacer Embajador a Lobitos.
  • De paso puedes hacer otros logros: terminar mazmorras de nivel bajo, amar y luego matar bichines (o al revés, dios que horror), exploraciones varias y fieshtas multicolor con la pistola de lanzar cohetes.
  • Augurio, el perro bicéfalo (¡ha dicho falo!) que sale en Claro de Luna, es soleable. Vas, buscas su cueppomuetto, te das un baño de luz reparador y exfoliante, y hale, a cobrar. Si lo quieres hacer en hard mode, tiene 5 millones y medio de puntos de vida, así sin empujar con pan. Tú mismo.
  • Son un montón de misiones que añades a la lista de hacer 3000 misiones.
  • Descubres nuevas maneras de hacer incursiones suicidas en las ciudades contrarias.
  • Descubres cómo a muchos jefes de instancia se les puede hacer /quetedenpor mientras pasas por su lado sin agrearles. Incluso los de Rasganorte.
  • Sólo por hacerle /bow al Ancestro de Thunder Bluff (Cima del Trueno), merece la pena.

Contras:

  • Aburrido. Muy, muy aburrido de hacer. El pateo es infernal (¿ya lo he dicho, no?).
  • Por cada ancestro que visites, te va a llegar un correo a tu buzón. SPAM puro y duro ahí a saco.
  • Algunos ancestros parecen estar huyendo del hombre del saco, de lo que se esconden los jodíos.
  • Anda que los de instancia están en la puerta esperándote. No hay sitio mejor que al lado del penúltimo boss.
  • No es soleable completamente. Las instancias de Rasganorte debes hacerla con gente, sobre todo Gundrak. Esa hay que hacerla en Heróico porquesiporqueyolovalgo debido a que el ancestro está al lado del jefe especial, mira tú qué bien. Por tanto, o tu personaje es nivel 80 o ya puedes ir subiendo rápido en las próximas dos semanas.
  • Más vale que hagas lo logros rapidito, que San Valentín está a la vuelta de la esquina, y viene otra pechada similar.

Todo sea por conseguir el Protodraco Violeta.

De copas con: Archimonde

•23 enero 2009 • 1 comentario

Como ya os conté, la hermandad de Lobitos está formada por entre diez y quince miembros, y lleva siendo asi bastante tiempo (¿alguno recuerda cuando UBRS era el Karazhan de 60?). Por ello, la mayoría de nosotros nunca llevamos a nuestros personajes a ver demasiado contenido. A veces podías juntarte con amigos de otras hermandades y montar algo, pero lógicamente nada que fuera de una semana completa, por lo que Magtheridon y Gruul eran nuestros objetivos preferentes.

Lobitos no pisó Molten Core hasta nivel 70, el pobre. Y en la Burning Crusade, lo más difícil que hizo fue pescar a Lurker y morirse después. Por esta razón Lobitos se puso muy contento cuando se enteró de que en WotLK habría mazmorreo de diez personas hasta el final. Ahora está viendo más o menos lo mismo que todo el mundo, pero le queda el resquemor de haberse perdido cosas.

Aprovechando la fiebre del logro, una vez llegados a 80, Lobitos y sus apañeros de hermandad están aprovechando para visitar todos esos lugares que no pudieron ver en su momento. De haber hecho las locurillas estas en nivel 70, según asomaran el morro por cualquier instancia se lo hubieran puesto fino, pero ahora, diez niveles más tarde, es factible.

Ayer, estando de pesca y cocina en Lagarán, alguien tuvo una de esas diarreas mentales que todos tenemos de vez en cuando. “¿Y si nos vamos a tumbar a Archimonde a Monte Hyjal?”. Claro. Ninguno lo hemos visto nunca, ni tenemos ni guarra de cómo va la instancia, ni la más mínima idea de cuanto se tarda, ni… ningún tipo de sentido común. Asi que fuimos. Catorce. Para todos, era como ir juntos de excursión porque a alguien se le había ocurrido preguntar “¿Y si nos vamos a Vulcano a buscar a la señora madre de Spock?”, tantas posibilidades creíamos tener.

Allí llegó Lobitos con sus amigos, más perdido que un tauren en Pamplona el 7 de julio. Sin salir de su asombro, estaba delante de una versión de Jaina pasada de chococrispis. Cuando la mitad de la banda aún andaba intentando averiguar dónde c**o estaba, Lobitos (o más bien su dueño) decidió que tenía que decirle a Jaina que estaba muy rica, que se olvidara del rubiales mosqueado de Arthas. Y habló con ella. Y la lió. Lobitos se imagina que el caos que desató su acción a nivel 70 era inenarrable, pero ocho personajes a nivel 80 pudieron aguantar razonablemente oleadas y oleadas de sólo-un-poco-muertos que iban llegando, hasta que el resto de la banda terminó de llegar. Lobitos suspiró. Es muy dado a este tipo de cosas.

Cada no sabe cuantas oleadas de sólo-un-poco-muertos, un jefe aparecía. Estrategia básica cuando se desconoce la táctica intrínseca de un encuentro: Tanke a por él a reventarle y los demás a darle hasta en el carné de NPC del WoW. Magia dispeleada por aquí, maldición retirada por allí, el chopo que se muere por estar en babia, lo normal. Y los jefes besando el suelo. “Seguro que esto era un infierno en nivel 70”, pensaba Lobitos.

Bueno, bien, parecía que la cosa marchaba. No sólo no habíamos muerto en plan general, sino que la primera parte del encuentro parecía resuelta. Alguién miró alguna chuleta y dijo al resto que teníamos que ir a ver Thrall. Detuvimos al amigo Almendro en Flor a tiempo de poder cancelar su regreso a Dalarán mediante Piedra, explicándole que teníamos que ir a ver al Thrall DE ALLÍ DENTRO, no al de Orgrimmar.

No sin algunas excursiones, conseguimos llegar al puesto de avanzadilla de Thrall. Esta vez Lobitos, oliendose la tostada, se mantuvo a una distancia prudencial de todo aquello con lo que se pudiera hablar. Una vez los excursionistas llegaron al sitio donde estaban los demás, el tanke habló con Thrall. Lo que sospechabamos todos. Oleadas. Fiesta multicolor de áreas, rayos, luces, sonidos. Con el rabillo del ojo, mientras una gárgola kiteaba a Lobitos (y no al revés), Lobitos vió a Thrall invocar a sus propios dos lobitos. Chuck Norris está acabado, pensó Lobitos. Larga vida a Thrall.

Vermís, Señores del Foso, gárgolas, abominaciones, demonios en general. Todos fueron palmando ordenadamente. Todos estabamos bastante sorprendidos de la facilidad de la instancia, aunque todos eramos conscientes de lo estresante e infernal que podía ser aquello con diez niveles menos. Lobitos recibió unos guantes de Tier 6 de recuerdo.

Según la persona que estaba mirando la chuleta (reconozco que era un poco tarde, y viendo que podía ser factible hacerla entera, tiramos de guía), sólo nos quedaba enfrentarnos a Archimonde.

Archimonde con Colitis

Archimonde con Colitis

A ver a la Elfa en pijama, que nos dió un objetillo para reducir la velocidad de caida. Lobitos hizo unas pocas pruebas por un barranco cercano, con resultado de importante trufa la mayoría de las veces. Bien, Lobitos y la velocidad de reacción nunca han sido muy buenos amigos.

Archimonde esperaba. Y nosotros teníamos sueño. Repasamos rápidamente las cuatro o cinco jaimitadas que podían afectar al combate. Ninguno contábamos con tirarlo a la primera. Pero oye, se fué al suelo. Logro, cascos del Tier 6 por doquier, risas.

La mayoría marcharon a sus respectivas moradas y cobijos. Lobitos y su querida compañera tanke aprovecharon la instancia vacía para ir de excursión por allí a ver todo el mapeado. En esas, Lobitos pensó en hacerse una foto con el cuerpo de Archimonde. Volvió a donde el terrible jefe yacía owneado por catorce mancos. Y se lo encontró, pero no como se lo imaginaba. El pobre Archi estaba llorando en un rincón.

Lobitos le preguntó qué  sucedía, conmovido por las lágrimas de un ser tan ¿poderoso?

Archimonde le relató sus tribulaciones: Cuando Arthas retornó a las vidas de todos, Archi e Illidan hablaron con Ragnaros y Onyxia. “¿Qué será de nosotros?”, preguntaron a los ancianos jefes de nivel 60. “El ostracismo”, contestaron ambos.

Asi que Archi lloraba porque estaba en la humillante situación de tener que dejarse apalear por excursionistas ocasionales, poniendolo fácil para que los excursionistas se crecieran. Tal vez así volvieran de vez en cuando a farmear reputación o algo.

Lobitos pensó en lo triste que tenía que ser la existencia de Archimonde en ese momento. Asi que acordó con él que la próxima semana irían él y sus amigos a reventar a Illidan, por hacerle el favor, y de vez en cuando volverían a intentar pillar reputación de exaltado con la facción de esa mazmorra.

Pobre Archimonde. Animo a todos a que saquen algo de tiempo a ir a apalearle de vez en cuando, que se me va a deprimir.

Cosas que hacer en Rasganorte cuando estás muerto

•21 enero 2009 • 2 comentarios

ah011909baby

“¡Me han vuelto a matar! ¡Otra vez! ¡Malditos [hordos|allies]!”

Justo después de pronunciar esa frase, pueden darse varias posibilidades:

  • Te chivas a tus compañeros de hermandad. Ellos se acercan (o no) a la zona donde tú andas de gresca y se monta una tangana rollo paliza skin. Consecuentemente, la persona del bando contrario hace lo mismo, se trae a sus amigos, y tras treintra minutos de sano y divertido JcJ outdoor, la gente abandona ordenadamente el lugar con la sensación de haberse divertido. Poco probable.
  • Te callas, aguantas como un machote el infinito campeo y sigues a lo tuyo cuando puedas. Usas alguno de los múltiples addons que existen para apuntar el nombre o nombres de los susodichos campeadores para que la próxima vez que los veas por Dalaran les puedas escupir. Pasa demasiado.
  • Aprovechas el rato hasta que se largan para desconectar, sacar al personaje banco y lucrarte un poco o un mucho en la casa de subastas. También pasa demasiado.
  • Te vas a la cama humillado porque un sólo personaje de la facción contraria ha conseguido mearse en ti y en todos tus compañeros, pero en ti el primero. Además y para regocijo del personal, ha conseguido hacerte el emote de abrazo antes de que liberes cuerpo. Excesivamente poco probable, pero posible.
  • Te bajas no sin sufrimiento a los campeadores. Eres un crack. Tu hermandad te tiene como el maestro del JcJ y desprendes un aura de divinidad arenera. Nunca jamás te pasará a ti.

Libera espíritu y a correr. Haz como todos.

Mañana sale el 3.0.8

•20 enero 2009 • 3 comentarios

Leo en Trastos de Guerra que mañana sale el parche 3.0.8.

Es decir, mantenimiento extendido hasta las once de la mañana. O hasta las doce. O hasta la una. ¡La vida es como una caja de bombones!

Una vez los señores de Blizzard apliquen el parche en los servidores, entraré con mi Lobitos en Lagarán a intentar, con denuedo, llegar a un portal a retalentarlo, porque como cambian ciertos talentos de chamán, hay reseteo de talentos gratis. Lo siguiente que haré será hacer que Lobitos susurre a su encantador de confianza para que le ponga todos aquellos encantamientos que ha ido aplazando hasta la llegada del parche, debido al salvaje abaratamiento de los mismos. Tiene todos los materiales ahorrados a buen recaudo.

En tercer lugar, Lobitos se teletransportará automágicamente a Cumbres, a cambiar las chiquicientas Reliquias de Ulduar que tiene por reputación con los Hijos de Hodir, evitándose así tener que hacer ni una vez más ninguna misión de estos buenos señores. Que se lo pasen bien con sus lobos, Lobitos ya tiene los suyos.

Inmediatamente, Lobitos procederá a montar grupo para Heróica con sus viejos compañeros de armas, a deslomar un par de jefes y comprobar asi si algunos numeritos han bajado o han subido. Nunca está de más chequear posibles nerfeos encubiertos. “Cambios no documentados en las notas del parche“, los llaman. “que como digamos oficial y abiertamente que lo hemos hecho nos van a llamar de todo menos guapos“, añado.

Una vez realizadas esas tareas, Lobitos aprovechará el resto de la semana lectiva en farmear dineritos. El fin de semana…¡logros del Festival Lunar!